Así de simple

Posted on 30 enero, 2015

Los experimentos de John Bargh, de la Universidad de Yale, muestran que nuestro cerebro solamente necesita dos décimas de segundo para formarse una primera impresión.

¿Os imagináis que una simple tarjeta de presentación fuera la responsable de hacer todo ese trabajo por ti? ¿Y que además lograra transmitir la promesa de marca, superando cualquier expectativa?

Pues sí, se puede hacer; y ya existe.

Pause, empresa especializada en electrónica, sonido y aparatos de alta fidelidad, ha logrado llevarlo a cabo con sus tarjetas de presentación, que se convierten en… ¡Altavoces para el móvil!

¿Cómo trasladarías este ejemplo a tu actividad? ¿Consideras que este tipo de detalles no tienen capacidad para marcar la diferencia? ¿O ya te encuentras trabajando en buscar ideas que te permitan afianzar tu posicionamiento a través de cosas tan básicas como una tarjeta de presentación?


No Replies to "Así de simple"


    Got something to say?

    Some html is OK

    Current ye@r *